sábado, 28 de enero de 2017

Tu nombre

Título original: Kimi no na wa
Dirección: Makoto Shinkai
Producción: Noritaka Kawaguchi
Guion: Clark Cheng, Makoto Shinkai
País(es): japón
Año: 2016
Duración: 106 min
Protagonistas: Ryonosuke Kamiki, Mone Kamishiraishi (voces)
Género: Drama, Fantasía, Animación
Clasificación: G




Cuando hay algo bueno, no hay como ocultarlo. Recuerdo haber visto el video de Kalathras donde decía que le ponía un nombre llamativo al video, para que la gente lo viera y se enterara de la película. Tal vez podía ser exageración, pero vale mucho la pena. Es triste, también, ver que no ha entrado en el listado para los Oscar, pero bueno.

Cabe mencionar que es digna de un cinco sin duda, y la reacción que tienes al terminar de verla es maravillosa. La volvería a ver varías veces más. La historia es muy destacable, primero se nos presenta como una historia típica. Dos chicos de instituto, hombre y mujer intercambian cuerpos. Hay miles de historias como esa. Pero la enriquece con varios detalles más. Sin querer soltar espoilers el tiempo es un recurso muy valioso y el que le da sentido, vida y color a esta historia. Pareciera que sólo fuera un recurso utilizado en el momento en que la historia podría comenzar a decaer, pero está muy bien hilado (nunca mejor dicho) desde el inicio.

Recuerdo, cuando vi el Jardín de lasPalabras, haber mencionado que este director tenía un toque poético. Que era el punto principal de ese relato cinematográfico. Y lo recalco acá, no al mismo nivel, claro está, porque la historia se vale de otros recursos. Pero permanece ese toque poético, desde la imagen hasta el desarrollo de la historia, pasando por la construcción de los personajes. Aunque aquí si es necesario mencionar que el personaje masculino, debió desarrollarse un poco más. Para trabajar a igualdad de condiciones. Makoto también deja de lado ese tono melancólico, casi depresivo que he escuchado permanece en todas sus obras. La historia es un poco triste, suceden cosas que en cualquier circunstancia resultarían dolorosas. Pero la ventaja acá es que no se regodea en ello y se agradece. Y lo más importa no lo hubiera necesitado


Hablando de tiempo, el tiempo de la película resulta incómodo. Ya que la primera media hora es pura introducción, además meten una canción a los treinta minutos, que tranquilamente podría ser el opening. Está bien la introducción, pero hay se siente una especie de corte, una pausa muy marcada que no era necesaria. Los otros giros de guión no se marcan tanto. Para terminar muchos sentimientos y mucha emoción, recomendadísima.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada