jueves, 26 de enero de 2017

Don Juan Tenorio

Título original: Don Juan Tenorio
Autor: José Zorrilla
Editorial: Cátedra
Fecha de publicación: 1844
ISBN: 9788437602134
Número de páginas: 219
Género: Clásico, Teatro

“(Lee.) "Doña Inés del alma mía". Virgen santa, ¡qué principio!”



Desde hace muchos años le tengo un cariño especial al mito de Don Juan, por mucho tiempo no conocía muy bien de su origen, y remontando muchos años atrás recuerdo que las más clara referencia de esta historia es la representación que hiciera Chespirito. Claro que el Don Juan de Chespirito pareciera no dar la talla, con ese porte, y que lo de galán no es que le calce exactamente bien. Y por esto tenía el libro desde hace algún tiempo, mucho tiempo, en mis pendientes. Sabía que era una obra de teatro, y más nada.

Hay que mencionar, claro está, que el lenguaje cuesta un poco, no somos de la misma época. Hay muchas frases que a día de hoy no se usan. Al estar escrito en verso distrae un poco también. Y al menos para quien está acostumbrado a la novela, leer teatro es una dificultad más que se le suma. A pesar de todo esto que complica su lectura, hay que mencionar que es muy fácil de leer. La historia es entretenida, los sucesos, los gestos, las situaciones todo ello son interesante.

Cabe mencionar que es un libro muy de su época, en lo que estuve leyendo se cuestiona mucho la historia como machista o misógina, no voy a negarlo tiene algo de ello, pero que se puede esperar de esa época. Además que Don Juan es una clara parodia de lo que se podría haber considerado un ‘hombre’ para la época. Porque además del papel que ocupa la mujer en el relato, Don Juan, también tiene su trato especial hacia los hombres. Podríamos decir que peca también de misandria, pues el protagonista termina matando a más de la mitad de los personajes masculinos. Claro está que es una sátira como ya dije, a lo que se podría considerar como masculino. Y el hecho que haya trascendido la historia y la geografía se debe exactamente al hecho de que resulta tan hiperbólico que termina siendo un recurso útil aunque muy irreal.

La versión de Zorrilla, es la versión al menos que yo estaba más familiarizada, falta ver que sucede con el burlador de Tirso de Molina, del que sé menos que de este. Un poco utópico también resulta esta historia. Ya que se pasa todo el tiempo, siendo un desgraciado (es que no hay palabra mejor) con todos los que le rodean. Para que al final se redima de esa manera. El final, es también, un poco acelerado. No hay desarrollo del supuesto cambio que se insinúa en la persona de Don Juan.

Hace falta una novela de esta historia, ¿hay alguien que haya escrito algo al respecto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada